Por encima del espectáculo

Un problema de salud de un aficionado en la grada del Nuevo Mirandilla obligó  el pasado sábado 10/9/22 a detener el partido de futbol, entre Cádiz y Barcelona durante un tiempo. El árbitro del encuentro, fue alertado de ese incidente que sucedía en la grada de Fondo Sur del estadio y detuvo el partido mientras las asistencias médicas atendían al espectador. Hay que felicitar al árbitro por esta decisión acertada. Se vio incluso al portero del Cádiz, con un desfibrilador del servicio médico del FC.Barcelona, trasladándolo rápidamente a la zona donde estaba el afectado. El aficionado se trasladó finalmente hasta un centro sanitario y el partido se ha acabado reanudando. Si el aficionado hubiera fallecido en la grada se habría pactado la suspensión inmediata del encuentro. En la Premier League sucedió en un par de ocasiones la temporada pasada. Los encuentros se detuvieron para atender a aficionados en las tribunas, pero durante un espacio de un cuarto de hora aproximadamente. En el partido de Cádiz, el partido se reanudó al cabo de más de una hora.

Los cardiólogos relacionan infarto y afición al fútbol

Un estudio avalado por la Sociedad Española de Cardiología relaciona el calendario futbolístico con las visitas a Urgencias por dolor de pecho. El estudio, llevado a cabo por el Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz), durante 2019-20-21, ha registrado un menor número de accidentes cardiovasculares (infarto y angina de pecho) en sujetos de alto riesgo cuando el Cádiz CF gana, y mayor número accidentes cuando pierde.

El desfibrilador, un ‘salvavidas’ que no poseen todas las instalaciones deportivas

Un desfibrilador es un aparato electrónico portátil que diagnostica y trata la parada cardíaca, restableciendo un ritmo cardíaco efectivo. Todos los estadios de Primera y Segunda División de futbol, poseen un desfibrilador (con contrato de mantenimiento), tras un acuerdo con la LFP. Sin embargo, en las categorías más modestas del fútbol español, Segunda B, Tercera y Preferente, la presencia de un desfibrilador es prácticamente un milagro. Ya no digamos en polideportivos de otros deportes. Incluido en clubs de Pádel. 

En relación al incidente del Cádiz – Barça, hay que preguntarse varias dudas: ¿Està el campo del Cádiz FC y otros estadios modestos de futbol, preparados para estas incidencias médicas? ¿Hay un buen mantenimiento periódico, de estos aparatos? La imagen del portero trasladando con urgencia, el aparato desfibrilador portátil, nos hace dudar de ello. Creo que las instituciones superiores deberían tomar cartas, y revisar el cumplimiento de la ley. Incluso modificarla, si es necesario.

La decisión del árbitro fue totalmente acertada: La vida de una persona, prima por encima de cualquier espectáculo deportivo o social. 

Dr. Angel Bigas   médico del deporte   http://www.laclinicadelpadel.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s